//Cuidados del caballo durante el invierno

Cuidados del caballo durante el invierno

Con la llegada del invierno acecha el frío. Los animales están adaptados a las condiciones climáticas más extremas, pero con la domesticación y la estabulación, tenemos que garantizarles unas condiciones mínimas de bienestar si queremos que no aparezcan problemas que comprometan su salud.

¿QUÉ OCURRE CUANDO LLEGA EL FRÍO?

Los animales se protegen del frío mudando a un pelaje de invierno que les brinda más calor. Después del verano comienzan a desarrollar un pelaje más grueso, denso y largo que cubre todo su cuerpo. En este sentido, tenemos suplementos que nos ayudan a mantener el estado de ese pelaje y que, además, les aportan la energía necesaria para pasar el invierno.

Este es el caso del Curragh Carron Oil de TRM, un suplemento con alto contenido en ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6), derivados del aceite de linaza, y reforzado con hidróxido de calcio. Administrado diariamente, mejora la piel y el pelaje y proporciona una valiosa fuente de energía que aporta un mayor volumen de calorías a la dieta del caballo, tan necesarias en el invierno.

¿QUÉ NECESITA NUESTRO CABALLO EN EL INVIERNO?

El caballo necesita resguardarse del frío para mantener una temperatura corporal constante. Podemos ayudarlo con el simple hecho de revisar el pronóstico meteorológico o protegiéndolos en el box contra el viento, la lluvia y la nieve. Como hemos mencionado, debemos aportarle un valor energético adaptado a su ejercicio diario y que le ayude a mantener la temperatura corporal.

Otro efecto del invierno a causa de la humedad, las lluvias y los barros, es el deterioro de los cascos de nuestros animales y el reblandecimiento de la ranilla o arestines. Por ello, es muy importante el aporte de biotina y aminoácidos a través de suplementos como el Hoofmaker, que refuerzan el crecimiento del casco equino, y una sobrehidratación mediante grasas naturales, como el Hoof conditioner, que evitará el secado y el cuarteado del casco. Asimismo, los productos como el Keratex Mud Shield o el Keratex Hoof & Leg son claves para una prevención antibacteriana y de cuidado de todo el pie.

¿ENTONCES CÓMO PUEDO AYUDAR A MI CABALLO A PASAR EL INVIERNO?

Insistimos en que es fundamental garantizar que el caballo no esté expuesto a temperaturas extremas. Especial cuidado debemos tener a la noche, cuando se registran las menores temperaturas, asegurando que esté a en su box.

No obstante, no debemos olvidarnos de que los caballos necesitan tener movilidad y ejercicio diario para evitar patologías articulares y musculares. Por ello hay que compaginar mantenerlo a resguardo con salidas a hacer ejercicio o padok.

Por otro lado, es muy útil el uso de mantas, ya que nos sirven para controlar el enfriamiento del animal. Hay que tener cuidado de no calentar al caballo demasiado. Si mantenemos la manta cuando el animal está sudado o dándole calor para que sude conseguiremos el efecto contrario y será perjudicial para el animal.

En función del uso que queramos darle, identificamos varios tipos de mantas:

  • Mantas para exteriores: impermeables y gruesas, idóneas para los días más fríos.
  • Mantas para el box: ligeras y no impermeables. No debemos ponerlas nunca cuando en exterior cuando llueve.
  • Mantas riñoneras: ligeras y pequeñas, perfectas para proteger al caballo cuando lo estamos montando.
  • Mantas de ducha: se trata de mantas de secado para utilizar tras el lavado del caballo.

¿A QUÉ SON SUSCEPTIBLES LOS CABALLOS EN EL INVIERNO?

En el inverno los caballos son susceptibles a enfermedades respiratorias. La acumulación de amoniaco, moho y polvo en el interior de los graneros y establos puede provocar diferentes enfermedades respiratorias. Son vulnerables también a condiciones cutáneas como la estreptococosis, las cicatrices, las tiñas o los piojos. Por todo ello, podemos ayudar a la salud de nuestros caballos dándoles suplementos que ayuden a paliar todos los déficits de esta época.

El Speed x cell de TRM es un suplemento multivitamínico y mineral equilibrado, para uso diario. Ayuda a mantener un óptimo estado físico y maximiza el potencial atlético del caballo. Su formulación incluye 20 nutrientes clave, entre ellos:

  • Vitamina A: Desarrollo y protección de piel y mucosas, fertilidad, metabolismo celular, inmunidad.
  • Vitamina D: Metabolismo del Calcio y Fósforo, desarrollo esquelético.
  • Vitamina E: Antioxidante, integridad muscular, fertilidad.
  • Complejo Vitamina B: Formación de los glóbulos rojos, metabolismo energético, transmisión del impulso nervioso, utilización de los aminoácidos y ácidos grasos. – Vitamina K: Coagulación de la sangre.
  • Biotina (Vitamina H): Estado de pelo y cascos.
  • Manganeso: Metabolismo de lípidos y carbohidratos, formación del cartílago.
  • Hierro: Formación de hemoglobina, el sistema por el cual el oxígeno es transportado en la sangre.
  • Cobre: Estabilización del colágeno óseo, movilización de los depósitos de hierro, pigmentación del pelo.
  • Zinc: Componente de enzimas que intervienen en el metabolismo de las proteínas y carbohidratos.
  • Iodo: Esencial para el funcionamiento de hormonas tiroideas, que regulan el metabolismo basal.
  • Cobalto: Constituyente de la vitamina B12. – Selenio: Importante acción antioxidante en asociación con la Vitamina E.

En general, cada vez se intenta controlar más el estado del animal durante el invierno teniendo en cuenta los cambios de temperatura y la actividad que se realice. Teniendo en cuenta estas características generales, se puede mantener la salud de nuestros animales y garantizar el bienestar.

Por | 2019-12-03T10:20:27+00:00 3 diciembre 2019|Sin categoría|

About the autor: