//Prevención de patologías articulares

Prevención de patologías articulares

El caballo es un animal propenso a sufrir lesiones articulares a lo largo de su vida. Estas lesiones pueden ser provocadas muchas veces por fallos en el manejo (herraje, entrenamiento), la genética (mala conformación de la extremidad) o el estado de las instalaciones.

La articulación es la zona en la que dos huesos se unen. Se compone de tejido óseo, ligamentos, la membrana sinovial, el cartílago articular y el hueso subcondral. También tienen vasos sanguíneos y nervios. Las articulaciones están diseñadas para permitir un movimiento de rotación o de bisagra que permite el movimiento de las extremidades y del resto del cuerpo del caballo.

esquema articulación

¿Qué enfermedad articular es la más frecuente?

La osteoartrosis o Enfermedad Articular Degenerativa es la patología articular más frecuente en caballos de deporte. Es un grupo de alteraciones que dan lugar a un deterioro progresivo del cartílago articular acompañado por cambios en el hueso subcondral y en los ligamentos. Esta enfermedad se caracteriza por presentar dolor y acabar con la función articular.

El cartílago articular recubre la superficie de los huesos que forman la articulación. Este cartílago al ser liso permite el movimiento de la articulación sin fricción y distribuye la compresión que se produce durante el movimiento a todas las zonas del hueso subcondral. El cartílago no tiene nervios ni vasos sanguíneos y se nutre del líquido sinovial que se encuentra en la articulación. Al no tener nervios el daño de este no provoca dolor. Lo que produce la sensación dolorosa son las lesiones en el hueso subcondral y en los ligamentos.

Por la lesión del cartílago articular, el hueso subcondral aumenta su rigidez como respuesta al estrés por el ejercicio. Esto provoca la pérdida de la elasticidad del hueso y favorece la aparición de pequeñas fracturas.

La osteoartrosis provoca una lenta y progresiva cojera debida a varios factores como la disminución del movimiento articular, acumulación de líquido en la articulación, dolor articular e inflamación de la articulación.

¿Cuáles son las lesiones típicas de algunas disciplinas?

1.      Salto

El caballo que concursa en salto de obstáculos es un animal muy flexible y que realiza giros bruscos para conseguir el posterior salto. Posee una gran potencia en los cuartos traseros para poder realizar un buen salto y una alta resistencia de los miembros delanteros para poder recibirlo.

Las patologías articulares típicas de los caballos de salto son:

  • Osteoartrosis de la articulación de la babilla: provocará un acortamiento del tranco de los miembros posteriores y un descenso de la impulsión del galope lo que afectará a la calidad del salto.
  • Osteoartrosis del hueso de la corona de las extremidades anteriores: se manifiesta como un movimiento rígido de las extremidades al inicio del trabajo. Si la patología es muy crónica dará lugar a una cojera.
  • Osteoartrosis cervical: nos encontraremos a un caballo que presenta resistencia ante el giro de su cuello.

2.      Doma Clásica

La doma clásica combina el equilibrio, la flexibilidad y la energía. El caballo de doma clásica debe realizar movimientos en los que la energía en los miembros posteriores debe estar siempre presente. Las patologías articulares que más se dan en caballos de doma clásica son:

  • Osteoartrosis de la articulación del corvejón: Impide que se flexione el corvejón y reduce la impulsión de los movimientos de la extremidad trasera.-          Osteoartrosis de la articulación interfalángica distal (formada por el hueso de la corona y el hueso del tejuelo): Provoca rigidez de movimientos al inicio del trabajo.
  • Osteoartrosis de la articulación de la rodilla y menudillo: se manifiesta como una pérdida de avance en la extremidad y cojera.
  • Dolor toracolumbar y sacroilíaco: este dolor impide que la fuerza creada por los miembros posteriores del caballo se transmita a la zona de las extremidades anteriores. El caballo no se moverá flexible y no avanzará con impulsión.

3.      Completo

La disciplina de completo consta de tres pruebas: doma clásica, salto de obstáculos y cross.

Este tipo de caballos deben ser muy polivalentes ya que deben combinar las características de los caballos de doma y de salto y, además, añadir velocidad para la prueba del cross.

Las lesiones articulares que pueden llegar a sufrir estos caballos son una combinación de las dos disciplinas anteriores junto con la artritis traumática producida por traumatismos en la prueba de cross.

La artritis traumática es una inflamación de la articulación debida a un sobre esfuerzo de esta o a un traumatismo que provocará dolor y cojera.

imagen disciplica completo

¿Cómo podemos prevenir la Osteoartrosis o Enfermedad Degenerativa Articular?

Siempre que nuestro caballo de deporte muestre una cojera hay que llamar al veterinario, pues cuando el caballo demuestra dolor o una bajada de rendimiento el daño en la articulación puede ya ser grande. Nuestro veterinario pondrá un tratamiento a base de medicamentos, reposo e, incluso, podrá llegar a infiltrar la articulación.

Pero no siempre se tiene que llegar a esa situación. Una buena prevención contra la aparición de estas patologías puede alargar la vida deportiva del animal.

Existe un componente genético en la aparición de patologías articulares. Una gran causa es la conformación de los aplomos del caballo. Si un caballo no pisa bien con las extremidades ciertas partes de estas durante el trabajo se verán muy forzadas. Esto lo podremos corregir mediante herrajes que distribuyan las fuerzas uniformemente durante el ejercicio.

Por otra parte, dónde entrenamos nuestro caballo y cómo lo hacemos es un punto clave para la prevención de osteoartrosis. Entrenar en una buena pista evitará la aparición de esta patología. La pista no debe ser ni demasiado dura ni demasiado blanda. En el caso de patologías óseas, como es este el caso, evitaremos sobre todo pistas demasiado duras ya que no amortiguan el impacto de la extremidad sobre el suelo y repercute en la articulación.

El entrenamiento del caballo de competición siempre debe comenzar con un buen calentamiento y terminar realizando estiramientos para relajar las extremidades del animal.

Por último, tenemos que señalar el manejo del animal cómo una gran ayuda para prevenir esta enfermedad. Debemos evitar largos periodos en la cuadra pues favorecen la rigidez articular y el sobrepeso con el consiguiente sufrimiento de las articulaciones. Además, la adicción de suplementos en la dieta del animal durante el entrenamiento ayudará a tener unas articulaciones sanas.

Se tiende a pensar que el suplemento protector del cartílago articular se debe dar cuando el caballo ya presenta una cojera manifiesta. La realidad es que, si administramos los condroprotectores durante el entrenamiento de un caballo sano, disminuiremos la incidencia de aparición de la Enfermedad Degenerativa Articular.

El Stride HA de TRM nutre el cartílago articular y lo mantiene sano. Contiene Glucosamina, Metil Sulfonil Metano (MSM), Condroitin Sulfato y Ácido Hialurónico que se combinan para mantener una articulación saludable. Al tratarse de substancias naturales presentes en el organismo no producen efectos adversos y pueden administrarse durante períodos prolongados de tiempo sin efectos secundarios.

Stride HA problemas articulares

Por | 2021-08-06T09:27:03+02:00 26 julio 2017|Musculación y articulación|

About the autor: