//Piroplasmosis Equina

Piroplasmosis Equina

En las zonas de calor y de humedad es común que encontremos garrapatas en el entorno y en el de los caballos. Este parásito no sólo es molesto por la picadura en si, si no que con ella transmite enfermedades que pueden ser peligrosas para nuestro caballo.

¿Qué es la Piroplasmosis?

La Piroplasmosis es una patología provocada por parásitos que invaden las células del sistema sanguíneo.  Estos parásitos son Babesia Caballi y Theileria Equi. Son protozoos del orden Piroplásmida que da nombre a la enfermedad.

El vector, o responsable de la transmisión de la enfermedad, son las garrapatas del género Dermacentor, Hyalomma y Rhipicephalus. Estos parásitos se encuentran en zonas húmedas y calurosas, por lo que la enfermedad se dará más en verano. En algunas zonas de nuestra geografía, debido a la humedad, la parasitosis se dará durante todo el año.

La garrapata capta el parásito al picar a caballos infectados. El parásito pasa a los ovarios del vector y parasita los huevos, por lo que las larvas de la garrapata también tendrán el parásito y podrán transmitirlo al picar a caballos sanos.

A parte de por el vector, la piroplasmosis puede transmitirse por transfusiones de sangre o por jeringas y agujas contaminadas por sangre de caballos parasitados.

El periodo de incubación varía dependiendo de la especie del parásito. En el caso del parásito Theileria Equi (T.Equi) el periodo es de 15 días mientras que el de Babesia Caballi (B. Caballi) es de 30 días.

¿COMO ACTUA EL PARÁSITO EN EL CABALLO?

Ambas especies no parasitan las mismas células. B.Caballi invade los eritrocitos (glóbulos rojos) mientras que la T. Equi parasita primero los linfocitos (glóbulos blancos) y posteriormente los eritrocitos.

Babesia Caballi invade los eritrocitos Piroplasmosis

Ambos parásitos, al multiplicarse, provocan la rotura de los eritrocitos. Esta fragmentación de los glóbulos rojos provoca anemia, falta de oxígeno en los tejidos, hemoglobina alta en el torrente sanguíneo y presencia de esta en la orina. Provoca aumento de bilirrubina, ictericia (color amarillo de las mucosas) y fiebre. También hace que aumente la permeabilidad vascular con la consecuente salida de líquidos desde el torrente sanguíneo a los tejidos y la aparición de edemas.

Los síntomas de la piroplasmosis no suelen ser específicos. Esta patología tiene varios tipos de presentación, y en cada uno de ellos los síntomas serán diferentes:

  • Fase Aguda: Durante esta fase podremos observar síntomas como fiebre, respiración aumentada, mucosas congestivas (rosa oscuro) o ictéricas (color amarillo) o con petequias (microhemorragias), dolor abdominal, anemia y debilidad.
  • Fase Subaguda: en esta fase los signos clínicos son los mismos que en la aguda, pero de menor intensidad. Aparece fiebre intermitente, edemas en las zonas ventrales del cuerpo (vientre y extremidades), pérdida de peso y cólicos leves recurrentes. Las mucosas suelen presentarse ictéricas(amarillas) debido al daño hepático por parte del parásito y al aumento de bilirrubina en sangre.
  • Fase Crónica: en esta fase encontramos fiebre intermitente, descenso marcado de peso, cólicos intermitentes, falta de rendimiento en el trabajo y bazo dilatado.

Fase subaguda piroplasmosis: edema ventra

Después de recuperarse de la enfermedad estos animales pueden quedar como portadores asintomáticos. Aun así, el animal puede tener una recaída y aparecer la fase aguda de la enfermedad si padece inmunodeficiencias, tras un periodo de estrés o de trabajo fuerte.

En el caso de yeguas gestantes, los potros pueden nacer con sintomatología como anemia, ictericia y debilidad. También puede darse el caso de que nazcan como portadores de la enfermedad asintomáticos.

¿Cuál es el tratamiento de la Piroplasmosis?

Para esta enfermedad parasitaria no existe cura como tal. Los caballos infectados por estos dos protozoos no podrán curarse ya que no existe tratamiento efectivo sobre estos parásitos.

Pero lo que si existen son dos tipos de tratamiento para suprimir los síntomas de la enfermedad.

El tratamiento medicamentoso lo realizará el veterinario evaluando cada caso individualmente. Se administran dos dosis de medicamento en un intervalo de 48h.

El otro tratamiento se basa en el uso de suplementos que disminuyen los signos clínicos de la enfermedad.

Contra la anemia usaremos suplementos ricos en hierro y en vitaminas del grupo B que ayudarán a la formación de glóbulos rojos. Para ello, TRM recomienda el uso de Iron X Cell que asegura las cantidades de nutrientes necesarios para que el caballo con piroplasmosis genere la cantidad necesaria de glóbulos rojos para su pronta recuperación.

Al producirse daño hepático, siempre es recomendable usar un protector hepático como el Hepatrition de Equine Products. Este suplemento combina aminoácidos, antioxidantes y vitaminas como la Taurina, N-Acetil Cisteina, L-Arginina y Acido Alfa Lipoico. Contiene Cardo de Leche (Silybum marianum) que es un gran antioxidante natural que se utiliza desde hace más de 2000 años para tratar dolencias hepáticas.

suplementos para la piroplasmosis

Por | 2018-03-05T13:47:20+01:00 2 agosto 2017|Sin categoría|

About the autor: