//DISBIOSIS INTESTINAL

DISBIOSIS INTESTINAL

El tracto gastrointestinal equino es un sistema muy complejo. No sólo está involucrado en los procesos de digestión y absorción de nutrientes, también está totalmente conectado al sistema inmune del animal. Es además  muy sensible a cambios de la dieta, alteraciones en el estilo de vida del animal y a factores de estrés.

La Disbiosis intestinal: qué es y cómo se produce

En el intestino grueso del caballo, las áreas denominadas como colon y ciego actúan como dos grandes cámaras de fermentación del alimento. En ellas habita una microbiota o flora intestinal compuesta por bacterias, protozoos y hongos. Esta microbiota tiene un gran impacto sobre la salud y el rendimiento del animal.

Compuesta por microorganismos beneficiosos y perjudiciales que conviven en simbiosis o equilibrio, esta flora intestinal actúa como barrera protectora de las paredes intestinales, junto con la capa mucosa que la tapiza. Ambas impiden que las toxinas tengan contacto directo con la superficie epitelial del sistema gastrointestinal.

La Disbiosis se produce cuando, por alguna causa, las bacterias perjudiciales superan a las beneficiosas. Este desequilibrio crea un ambiente en el sistema gastrointestinal muy poco saludable que impide la digestión y la correcta absorción de nutrientes e irrita el revestimiento intestinal.

Los fármacos pueden ser la causa de Disbiosis. Los antiinflamatorios no esteroideos interfieren con la secreción de la capa mucosa y los antibióticos disminuyen/destruyen, en parte, la flora intestinal sana (bacterias). Los protectores gástricos como los antiácidos por su parte alteran el pH normal (equilibrio ácido-base) del tracto intestinal, creando un ambiente hostil para la microbiota sana y un entorno favorable para las bacterias patógenas.

Por otro lado, la dieta tiene una relación directa con la salud del sistema gastrointestinal. Cuando los caballos son alimentados con altos niveles de glucosa y almidón, el organismo no puede absorber todos  los azucares.  Este exceso es usado por las bacterias patógenas del sistema gastrointestinal  provocando una proliferación de estos microorganismos y un daño en la pared intestinal.

Patologías asociadas a la Disbiosis intestinal

En circunstancias normales el intestino tiene mecanismos de defensa para evitar la entrada de sustancias nocivas en el torrente sanguíneo. Los enterocitos, o células de revestimiento intestinal, captan estas sustancias y liberan agentes químicas para eliminarlas.

Los daños en el revestimiento intestinal y en los enterocitos hacen que las proteínas grandes y sustancias perjudiciales lo atraviesen y pasen al sistema sanguíneo. Si estas sustancias son toxinas pueden provocar una Endotoxemia generalizada, con fiebre y fatiga general e incluso afectar a las láminas del casco provocando Laminitis y una posterior infosura.

En cambio, la Disbiosis provocada por el aumento de las bacterias que generan ácido láctico hace que este se acumule y que interfiera con el rendimiento, la inmunidad, la función muscular y el metabolismo.

Ocurre también que cuando los agentes patógenos pasan al torrente sanguíneo el sistema inmune reacciona mandando anticuerpos a la zona. Los complejos antígeno-anticuerpo generados,  cuando muy abundantes, pueden llegar a formar depósitos en las articulaciones provocando rigidez y dolor en éstas. Finalmente, la pérdida crónica de peso y la diarrea crónica también pueden ser el resultado de una Disbiosis intestinal que se prolongue en el tiempo. A parte estos caballos también pueden presentar cólicos recurrentes no relacionados con el manejo del animal.

Prevención y tratamiento

El tratamiento más eficaz de las Disbiosis intestinales es la prevención. Disminuir el estrés al que se somete el animal es un punto clave para evitar desequilibrios de la flora intestinal.  Otro punto clave del manejo es cuidar la dieta del animal. Una dieta baja en almidón y azúcares disminuirá el riesgo de sufrir Disbiosis intestinal. Cabe remarcar que los cambios de dieta deberán realizarse paulatina y lentamente para evitar el desequilibrio de la microbiota.  Si al caballo se le están administrando fármacos como antiinflamatorios y antibióticos tendremos que estar especialmente alerta de que no desarrolle diarrea. La administración de probióticos y prebióticos para la prevención y el tratamiento de esta patología es muy recomendada.

Los probióticos contienen microorganismos beneficiosos que ayudan al sistema inmune. Además, estos microrganismos al llegar al colon restituyen la flora que pueda haber sido alterada por alguna razón.

Por otro lado, los prebióticos son sustancias que estimulan el crecimiento de las bacterias beneficiosas que encontramos en la microbiota intestinal.

SYNBIOVIT es un pienso complementario para caballos que contiene probióticos, prebióticos y vitamina B. Como probiótico incluye la levadura viva Saccharomyces cerevisiae que aumenta la digestibilidad de nutrientes aumentando la actividad de las bacterias que realizan la digestión. Los prebióticos por su parte actúan como sustrato alimentario de las poblaciones microbianas beneficiosas y las vitaminas B son nutrientes clave involucrados en el metabolismo y la liberación de energía.

Este suplemento se puede utilizar como un complemento nutricional:

  • Durante momentos de estrés: viajes, competiciones, enfermedad…
  • Después de un tratamiento con antibióticos, cuando se han disminuido las poblaciones bacterianas del intestino grueso.
  • Por mala salud intestinal: caballos con diarrea o infección parasitaria.

synbiovit---disbiosis-TRM

Por otro lado, otra opción para suplementar la dieta del caballo es TRANSVITE, un producto formulado a base de Enterococcus Faecium es un probiótico que ayuda a promover y a mantener una buena salud digestiva.

Este producto tiene una gran variedad de utilidades:

  • Ayuda a los potros a establecer niveles saludables de flora bacteriana beneficiosa durante la cría y el destete.TRANSVITE PASTE
  • Ayuda a la flora intestinal tras un tratamiento antibiótico.
  • Se puede usar antes de la competición, viaje, entrenamiento y cambios en la dieta.
Por | 2021-08-06T09:26:51+02:00 4 octubre 2017|Nutrición y digestión|

About the autor: