//El caballo de deporte

El caballo de deporte

Entendemos como caballo de deporte al equino cuya principal cualidad es su capacidad para la actividad deportiva ecuestre, compitiendo en una o varias disciplinas a nivel profesional (salto, doma, turf, raid, etc).

Desde el punto de vista atlético, la figura del caballo de competición corresponde a un deportista de élite con altas necesidades de rendimiento. Por ello, precisará de unos requerimientos nutricionales concretos, así como una serie de tratamientos y rutinas deportivas específicas.

A nivel técnico, el caballo de deporte español se encuentra registrado en el Libro Genealógico CDE, creado a instancias de la ANCADES (Asociación Nacional de Criadores de Caballo de Deporte Español).

LA IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN EN LA COMPETICIÓN

Una correcta nutrición posibilita al caballo de deporte mantener un alto nivel de entrenamiento. En el concurso, el animal se ve sometido a un importante esfuerzo físico, lo cual hace que necesite una cantidad colosal de energía en un periodo de tiempo muy reducido.

Es necesario encontrar un equilibrio entre la energía que el caballo consume y la que ingiere. Si gasta más de lo que ingiere, adelgazará; y si es al revés, engordará. En cualquier caso, no estará en las condiciones óptimas para competir.

Durante el concurso, el caballo extrae energía de la oxidación del ATP, adenosín trifosfato. En otras palabras, del sistema utilizado por el animal para obtener energía para el movimiento. Cuando se consume esta energía, especialmente en una actividad deportiva de élite, existen dos caminos para recuperarla: la glucosa y la grasa.

¿QUÉ REQUERIMIENTOS NUTRICIONALES PRECISA UN CABALLO DE DEPORTE?

Ante estas necesidades energéticas, es evidente que el caballo de competición precisa de una dieta específica, adaptada a su trabajo diario. Así, debe contener alimentos y suplementos que aporten una dosis extra de energía, proteínas, electrolitos, calcio y fósforo.

A continuación, vemos cuales son estos requerimientos de forma individual:

1. Aporte extra de energía: se debe suministrar algún cereal rico en nutrientes energéticos como la avena, la cual resulta muy estimulante para el caballo y le da más fuerzas para el concurso. Asimismo, de forma previa a la competición, son muy útiles los booster de energía como el Bioactive de TRM, en formato jeringa.

2. Vitaminas: alimentos como el salvado de trigo pueden aportar diferentes grupos de vitaminas como la vitamina B y la vitamina E. Los suplementos orales en este aspecto también son muy importantes. El Speed X Cell y el Multiplex de TRM contienen todo el aporte vitamínico necesario para mantener el rendimiento óptimo del caballo.

3. Proteínas: se pueden suministrar de forma natural con alimentos como la alfalfa, que cuenta con un alto índice proteico y es habitual en la alimentación de los caballos de carreras, o mediante suplementación. En este sentido, el Pure Power Creatine de TRM es un suplemento perfecto para la competición, ya que contiene creatina, esencial para el desarrollo muscular del caballo.

4. Azúcares: entre los azúcares destaca la melaza que contienen la mayoría de los piensos, la cual mejora la palatabilidad y aglutina el muesli evitando la formación de polvo. Asimismo, podemos aportar productos naturales con un alto contenido en glucosa, como el Garlic, Honey & Glucose de TRM, que supone un excelente substrato de energía para los caballos en entrenamiento.

5. Minerales: en el concurso el caballo necesita un aporte extra de calcio, fosforo y hierro, imprescindibles para restablecer de forma rápida el equilibrio electrolítico y evitar que se produzca deshidratación y/o acidosis.

EL ARTE DEL MANEJO EN LA COMPETICIÓN

Además de la nutrición, es muy importante conocer las bases de un buen entrenamiento adaptado a cada disciplina. Entender cómo funciona de forma natural el caballo y domarlo para sacar el máximo rendimiento posible, priorizando siempre su salud, es la clave para alcanzar el éxito deportivo.   

En este marco, debemos tener en cuenta la raza y el temperamento de nuestro caballo. Por ello, si competimos en salto o en carreras, con caballos vivos, de sangre caliente, es aconsejable aportar suplementos naturales de forma previa al concurso que relajen al animal. Productos como el Good As Gold + Magnesio de TRM nos ayudarán al manejo del animal durante la competición.

Por otro lado, si competimos en doma o raid, y nuestros caballos son de sangre fría, animales más tranquilos, lo ideal es aportar suplementos que aviven su actividad, como el booster mencionado anteriormente, Bioactive.

Por último, independientemente del ejercicio que realice nuestro caballo, es importante aportar electrolitos que ayuden a la hidratación y recuperación de minerales tras la competición. Ejemplos de ello son el Electrolyte Gold (polvo) o el Superlyte (pasta).

En definitiva, la equitación es todo un deporte en el que el caballo es un profesional de élite y sus cuidados son imprescindibles para garantizar su salud y obtener un buen rendimiento en las competiciones.

Por | 2019-03-28T17:06:50+00:00 28 marzo 2019|Sin categoría|

About the autor: