Aceites, la mejor opción energética para tu caballo

El cuidado de la dieta y el aporte de suplementos al caballo es una de las partes más importantes de su manejo diario. Cada caballo debe tomar alimentos y suplementos nutricionales acordes a la disciplina que vaya a realizar y a su estado de salud.

Los aceites para caballos son una de las mejores opciones a la hora de aportar energía, ya que aportan gran cantidad de energía de forma muy concentrada y esto es muy importante en el invierno, cuando aumentan las necesidades energéticas del caballo y también en el verano ya que su apetito tiende a disminuir.

Aunque son uno de los grandes olvidados a la hora de planificar las dietas de nuestros caballos, estos poseen numerosos beneficios:

  • Ayudan al mantenimiento del buen estado la piel y pelo.
  • Ayudan a mantener la salud del sistema digestivo.
  • Mantenimiento de la condición corporal.
  • Contribuyen al aumento de las defensas
  • Aumento de la regeneración celular.
  • El aumento de la absorción de vitaminas A, D, E y K.
  • Aumento de la capacidad reproductiva de los sementales.
  • Propiedades antiinflamatorias.

Otra ventaja es que al echarlo sobre el pienso apelmaza el pienso disminuyendo la cantidad de polvo y esto es bastante importante en caballos con problemas respiratorios.

¿Qué tipos de aceites para caballos existen?

Existen gran variedad de aceites según su origen. Dentro de los más conocidos estarían: el aceite de girasol, el aceite de maíz, el aceite de arroz, el aceite de hígado de bacalao y el aceite de linaza.  Su diferencia principal se encuentra en la concentración de ácidos grasos omega 3 y 6 y el equilibrio que existe entre ellos. Dentro de los aceites, el aceite de maíz y el girasol tienen mayor concentración de ácidos grasos omega 6 que de 3 y en una gran desproporción. El de salvado de arroz tiene también mayor concentración de 6 que de 3 pero en menor desproporción que el de girasol y maíz y por último los aceites de bacalao y de linaza tienen mayor concentración de ácidos grasos omega 3 por lo que serían los más adecuados para nuestros compañeros equinos.

Debemos recordar que tanto los ácidos grasos omega 3 como 6 son ácidos grasos esenciales. Esto quiere decir que el organismo del caballo no puede sintetizarlos, por lo que debe obtenerlos a través de los alimentos.

Desde Equinvest recomendamos el uso del Curragh Carron Oil, un suplemento diseñado específicamente formulado para caballos,  a base de aceite de linaza (con alto contenido en omega 3) y además contiene hidróxido de calcio y sulfato de magnesio. Por lo que además de aportar los beneficios del aceite va a contribuir a una buena salud digestiva, previniendo los cólicos, pues eso es muy importante su administración cuando haya cambio de pienso.

curragh carron oil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio